¿Aprendiendo a emprender?

Escrito por Lorena Garciaro

¿Aprendiendo a emprender?

Me entusiasma ver, como cada vez hay más personas que deciden emprender. Esto, por un lado, quiere decir que no somos una sociedad estancada en lo tradicional y arcaico, luchando por adaptarnos en esta nueva era tecnológica. Y, por otra parte, es el reflejo de personas con aspiraciones y sueños que desean materializar en una idea de negocio.

Ojalá se animase y ayudase más a aquellos jóvenes dispuestos a emprender poniendo su alma, tiempo y esfuerzo en aquel proyecto en el que creen. Pero la realidad es bien distinta, y es que las cuotas son altas, el papeleo tedioso y confuso, mientras que las ganas y el dinero en el bolsillo van mermando. Aun así, hay muchos que lo intentan y lo consiguen, viéndose de repente con una empresa, orgullosos de sus logros y dispuestos a comerse el mundo.

Pero, ¿Y los clientes?

Todos los comienzos son difíciles y lo más normal es que los primeros meses se obtengan más pérdidas que beneficios hasta que la gente comience a conocer los productos o servicios ofrecidos. Si bien es cierto que todo lleva su tiempo, hay una forma de que tu audiencia te conozca más y mejor: utilizar estrategias de Marketing. Tanto si has abierto una clínica privada, como si has creado una marca de perfumes, este puede ser tu gran aliado.

Gracias a las diferentes estrategias de Marketing, se puede conseguir que un negocio crezca a una velocidad inimaginable. Me hace mucha gracia cuando hablo con gente que ha empezado un nuevo proyecto creando su página e incluso pagando a un diseñador web, pero no han establecido ningún plan de marketing porque “ya usan las redes sociales”. Y ahí es cuando mi cerebro explota mientras intento no tomarme como algo personal esas palabras. Y es que ese es el “quid” de la cuestión: no se conoce lo que en realidad es Marketing.

Como estrategia para darse a conocer, las redes sociales pueden estar bien, pero se debe saber cómo utilizarlas para ello. En realidad, lo que hace el Marketing es evaluar la mejor estrategia para el negocio en relación al mercado en el que se opera y la audiencia a la que el producto está dirigido. Esas estrategias pueden ser de contenido, de Email Marketing, de publicidad utilizando por ejemplo el Pay Per Click, etc. ¡Hay un montón! Y cada una de ellas será más acertada según lo que muestren los datos en relación al momento en el que se encuentre la empresa.

Es que, ¡el Marketing es caro!

Esto es falso. Una persona puede por si misma hacer Marketing, ya sea aprendiendo por su cuenta con libros, leyendo en Internet o haciendo cursos. Pero, sin duda, es mejor intentar conseguir asesoramiento. Hay muchos freelancers que también están empezando, y sus tarifas son bastante asequibles adaptándose a las necesidades y bolsillos de cada persona.

Con ello se podrá conseguir, no solo que las visitas aumenten, sino que la imagen de la marca se vea favorablemente afectada traduciéndose en más ventas. Aún así, lo más importante es que aquellos que hayan decidido emprender sigan poniendo todo su empeño y constancia en transmitir, a través de sus servicios o productos, los valores con los que quieren que se identifique su marca. Esa será su esencia.

Comparte a través de tus Redes Sociales

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *