5 técnicas de comunicación para un liderazgo efectivo

Escrito por Lorena Garciaro

5 técnicas de comunicación para un liderazgo efectivo

Hoy en día el término de “jefe” ha quedado un tanto obsoleto ya que recuerda a los antiguos patrones de liderazgo donde el tipo de comunicación era más dictatorial y las decisiones eran tomadas por la persona que desempeñaba ese cargo. Hoy en día, las empresas buscan líderes más que jefes, pero ¿en qué se diferencian? Se podría decir que una de las cosas más importantes para dicha diferenciación es la comunicación, así como las aptitudes en torno a ella y su uso. Por eso, hoy os voy a explicar, 5 técnicas de comunicación para un liderazgo efectivo:

 

1. Realizar una escucha activa y nunca cerrarse a la innovación.

Un buen líder sabe que ha de realizar una estrategia para que su equipo cumpla unos objetivos, pero las decisiones no son tomadas solo por él. En su lugar, lo que hará, es escuchar a los diferentes miembros del equipo sobre qué dificultades existen y hacia dónde sería conveniente dirigirse. Es decir, tomará las decisiones teniendo en cuenta también la opinión de los demás.

2.Inspirar entusiasmo por su trabajo, resaltando lo positivo.

Muchas veces la falta de recursos o los inconvenientes pueden desanimar al equipo. La misión de un buen líder será motivar a los diferentes miembros creando unos objetivos comunes y valorando cada propuesta. Sentirse escuchados y valorados ayudará a que los trabajadores se sientan partícipes y por tanto motivados para desarrollar su labor.

3.Aconsejar, en vez de imponer. Servir de guía.

Es habitual que una persona encargada de un equipo necesite cambiar algunas cosas dentro de este para así desempeñar mejor las tareas y optimizar los resultados. Por esto, es crucial que dichos cambios no suenen a crítica, sino a consejo. Una de las técnicas comunicativas utilizadas para ello es la conocida como “técnica del sándwich”. Esta consiste en envolver una cosa negativa con dos positivas. Por ejemplo:

“Hemos visto tu último diseño y nos encanta, aunque creemos que sería conveniente que cambiases el tipo de letra para que quedase más profesional; pero ese sería el único cambio, todo lo demás es absolutamente perfecto”.

En el ejemplo anterior primero se utiliza algo positivo para decir algo negativo que se ha de cambiar, pero se finaliza con otra cosa positiva. Esto ayuda a cambiar conductas sin llegar a crear conflictos. 

 

4. Ser inclusivo

El uso del lenguaje es crucial y por ello, una persona experta en liderazgo debería saber que el lenguaje inclusivo ayuda a crear un vínculo con el resto del equipo y que se sientan valorados y partícipes. Por ello, sería conveniente utilizar expresiones como “nuestros objetivos” en vez de “los objetivos” o “nuestra empresa” en vez de “mi empresa”.

5. Establecer un diálogo

Esto quiere decir que un mánager formado en liderazgo empresarial mostrará humildad reconociendo aquellos aspectos que no controle. Esto da a entender la importancia de un equipo multidisciplinar, donde cada uno aporte ciertas aptitudes y entre todos se pueda llegar a nuevas formas de alcanzar aquellas metas propuestas. Hacer preguntas no es malo, al contrario, ayuda a crear un diálogo y a que el ambiente sea más agradable para todos.

Sin lugar a dudas, ser líder no es sencillo, requiere práctica, dedicación y desde mi punto de vista, vocación. Hay personas que prefiere seguir a alguien y hay personas que prefieren guiar al resto (consciente o inconscientemente).

Lo importante en la comunicación es que los receptores puedan comprender el mensaje transmitido. Para ello, una comunicación asertiva y eficaz es crucial. Ser audaz, decidido y trabajar día a día la lingüística y el vocabulario utilizado ayuda. También lo hace el practicar el uso de los silencios y el lenguaje no verbal.

Por otra parte, existen servicios de coaching empresarial que pueden ser muy beneficiosos a la hora de entender mejor la importancia de la comunicación en un equipo y cómo utilizarla correctamente. Además, la psicología empresarial otorga cada vez más valor al uso de técnicas que influyan positivamente en el rendimiento de los trabajadores y en su motivación. Una persona contenta y que se sienta parte de una compañía tenderá a sentirse más comprometida con su trabajo.

¡Hagamos de un entorno laboral, un segundo hogar!, y tú ¿qué opinas al respecto?

Comparte a través de tus Redes Sociales

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *